Una ayuda extra para limpiar tu organismo


El cuerpo humano tiene dos órganos eminentemente “limpiadores” de todos los productos de desperdicio ingeridos o generados por el propio cuerpo. Hablamos, claro está, de los riñones y del hígado.

El nuevo suplemento de Neoactives, NeoDetox, es un compendio de sustancias naturales que optimizan ambos procesos, tanto el de limpieza a nivel hepático como el de ultrafiltrado a nivel renal. En su composición encontraremos cardo mariano, cúrcuma, hoja de alcachofa, diente de león, ácido alfa-lipoico, inositol, betaína, glutationa y taurina.

Dr. Francisco Martínez Peñalver – Equipo Médico Neolife


NeoDetox contribuye al metabolismo normal de los lípido y a mantener la función epática normal.

El cuerpo humano tiene dos órganos eminentemente “limpiadores” de todos los productos de desperdicio ingeridos o generados por el propio cuerpo. Hablamos de los riñones y del hígado. A grandes rasgos, el hígado tiene un cometido esencial a la hora de “desactivar” proteínas que por su tamaño o sustancias, o por su composición, pueden ser tóxicas si se acumulan en sangre (radicales amonio, hormonas, fármacos, …). Como complemento, los riñones, a través de un sistema de ultrafiltrado, limpian el plasma sanguíneo de aquella moléculas que puedan poner en riesgo el equilibrio osmótico, oncótico o mineral de dicho plasma sanguíneo.

El nuevo suplemento de Neoactives, NeoDetox, es un compendio de sustancias naturales que optimizan ambos procesos, tanto el de limpieza a nivel hepático como el del ultrafiltrado a nivel renal. cardo mariano

Entre estas sustancias, en primer lugar, mencionaremos al cardo mariano. El “silybum marianum” o cardo mariano es una planta medicinal perteneciente al grupo de los bioflavonoides que se lleva utilizando desde hace siglos como protector hepático. Dicha labor protectora la ejerce a través de numerosas vías, sobre todo por sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, pero también al ser un estabilizador de la membrana celular del hepatocito, un regenerador de hepatocitos, y al evitar el depósito de fibras de colágeno (que es el evento que acaba originando la cirrosis) (1). Sin embargo, estudios recientes describen que el cardo mariano también posee efectos protectores a nivel renal, cardiovascular y en la prevención de la aparición de algunas enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. También, en los últimos años se ha estudiado la capacidad que tiene esta planta para provocar la apoptosis celular en aquellas células con su DNA dañado. Dicha capacidad es interesante porque se ha propuesto al cardo mariano como posible tratamiento en algunos casos de cáncer (2). Por último, existe un ensayo clínico bien diseñado acerca de los efectos del cardo mariano sobre la hepatitis crónica causada por el virus de la hepatitis C. A altas dosis, en este estudio con 62 pacientes, mejoró la calidad de vida de los pacientes y los biomarcadores medidos en la analítica específica (3).

El siguiente de los compuestos del que hablaremos es la cúrcuma. Se ha demostrado su utilidad administrándola de manera preventiva en pacientes que se iban a exponer a situaciones o a fármacos (como el Metotrexate) que eran susceptibles de producir un daño hepático severo. Debido a sus propiedades antiinflamatorias, en estos pacientes se atenuaba dicho efecto hepatotóxico (4), observándose una disminución de la actividad de las enzimas hepáticas, mejorando el uso del glutatión a nivel intracelular, y reduciendo los niveles de peroxidasa lipídica, en resumen, disminuyendo toda la cascada inflamatoria a nivel hepático (5).

Otra de las sustancias incluidas en este suplemento es la hoja de alcachofa (Cynara scolimus), la cual se utiliza desde hace cientos de años para solucionar problemas de índole gastrointestinal con tratamiento difícil como por ejemplo la dispepsia funcional (6). Otra patología de tratamiento incierto donde ha demostrado su eficacia la hoja de alcachofa es el hígado graso de origen no alcohólico, que por otra parte es la causa más frecuente a nivel mundial de enfermedad hepática crónica. Estos efectos beneficiosos se demostraban tanto por medio de imagen, ecografía, como por la mejoría de biomarcadores relacionados con la homeostasis hepática como los niveles de bilirrubina total y transaminasas (7). Además, por último, el extracto de hoja de alcachofa se ha revelado como un tratamiento efectivo frente a la toxicidad de algunos metales pesados asociados a la contaminación como el Cadmio (8).

El siguiente de los componentes a analizar es el diente de león (Taraxacum officinale), una planta medicinal perenne originaria del Hemisferio Norte, que ha ofrecido prometedores resultados en los estudios en los que se ha utilizado para prevenir o tratar los efectos de la acumulación de metales pesados como el Plomo sobre todo a nivel de metabolismo redox e intoxicación hepática (9).

Otro componente es el ácido alfa-lipoico, molécula conocida desde hace años por sus propiedades protectoras frente a la citotoxicidad hepática que producen agentes contaminantes como los metales pesados presentes en la contaminación ambiental mediante una optimización en el uso del glutatión, una de las fuentes de energía a nivel celular (10).

El resto de componentes, inositol, betaína, glutationa y taurina dirigen su efecto a paliar la inflamación y el efecto nocivo sobre el estrés oxidativo de tóxicos en general pero de metales pesados y sustancias hepatotóxicas en particular. Estos componentes inciden sobre la importancia de la homeostasis, la normal función, de la mitocondria, la verdadera “fábrica de energía” a nivel celular, y que es diana principal de los tóxicos mencionados.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Bahmani M et al. Silybum marianum: Beyond Hepatoprotection. J Evid Based Complementary Altern Med. 2015 Oct;20(4):292-301.

(2) Miljic N et al. New therapeutic potentials of milk thistle (Silybum marianum). Nat Prod Commun. 2013 Dec;8(12): 1801-1810.

(3) Fathalah WF et al. High Dose of Sylimarin in patients with decompensated liver disease: A randomized controlled trial. J Interferon Cytokine Res. 2017 Nov;37(11):480-487.

(4) Moghadam AR et al. Pre-administration of turmeric prevents methotrexate-induced liver toxicity and oxidative stress. BMC Complement Altern Med. 2015;15:246.

(5) Lee Hy et al. Turmeric extract and its active compound, curcumin, protect against chronic CCI4-induced liver damage by enhancing oxidation. BMC Complement Altern Med. 2016 Aug;16(1):316.

(6) Holtman G et al. Efficacy of artichoke leaf extract in the treatment of patients with functional dyspepsia: a six-week placebo-controlled, double blind, multicenter trial. Aliment Pharmacol Ther. 2003 Dec;18(11-12):1099-1105.

(7) Panahi Y et al. Efficacy of artichoke leaf extract in non-alcoholic fatty liver disease: A pilot double-blind randomized controlled trial. Phytother Res. 2018 Jul;32(7):1382-1387.

(8) El-Boshy M et al. Studies on the protective effect of the artichoke (Cynara scolymus) leaf extract against cadmium toxicity-induced oxidative stress, hepatorenal damage, and inmunosuppressive and hematological disorders in rats. Environ Sci Pollut Res Int. 2017 May;24(13):12372-12383.

(9) Gargouri M et al. Dandelion-enriched diet of mothers alleviates lead-induced damages in liver of newborn rats. Cell Mol Biol (Noisy-le-grand). 2017 Feb 28;63(2):67-75.

(10) Shi C et al. Alpha-Lipoic acid protects against the cytotoxicity and oxidative stress induced by cadmium in HepG2 cells through regeneration of glutathione by glutathione reductase via Nrf2/ARE signaling pathway. Environ Toxicol Pharmacol. 2016 Jul;45:274-281.


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario