La salud está en la fuerza de tus manos


Un reciente estudio correlaciona la fuerza de prensa del antebrazo (el apretón de la mano) con muchas causas de mortalidad, ya sean o no cardiovasculares.

El estudio, publicado en Lancet y realizado con casi 140.000 personas adultas de 17 países, demuestra que la fuerza muscular es tanto o más importante en nuestra salud que la propia tensión arterial, independientemente de la edad, del sexo, de que seas rico o pobre, del nivel académico, de que tengas o no otras enfermedades…

Dirección médica de Neolife


La debilidad en la fuerza del antebrazo se relaciona con la presencia de enfermedades como coronariopatía, insuficiencia cardiaca, apoplejía, hipertensión o EPOC.

Ya sabíamos que la forma física (tanto la cardiovascular como la fuerza) se relacionan con una buena salud, una buena calidad de vida y un aumento de la longevidad, pero lo que no habíamos visto hasta ahora es un estudio con casi 140.000 personas adultas de 17 países que correlaciona la fuerza de prensa del antebrazo (el apretón de la mano) con muchas causas de mortalidad ya sean o no cardiovasculares, como el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular. Además el estudio se ha publicado nada menos que en Lancet (1).

Este estudio forma parte del Prospective Urban-Rural Epidemiology (PURE) study. Los autores del estudio se sienten sorprendidos de sus hallazgos: la fuerza muscular es tanto o más importante en nuestra salud que la propia tensión arterial, independientemente de la edad, el sexo, que seas rico o pobre, de alto nivel académico o no, tengas o no otras enfermedades…

Medición de la fuerza del antebrazo, con dinamómetro. Dr. Ángel Durántez, director médico de Neolife y Mariló, La Mañana de TVE.

Los anteriores estudios observaban los mismos resultados, pero estaban hechos en países ricos y con población blanca. El estudio PURE analizó entre 2003 y 2009 a 142.861 personas de entre 35 y 70 años de países ricos como Canadá, Suecia y Emiratos Árabes Unidos, de países de economía media como Argentina, Brasil, Chile, Malasia, Polonia, Sudáfrica, Turquía, China, Colombia e Irán, y países de economía pobre como Bangladesh, India, Pakistán y Zimbawe (ni España ni Estados Unidos están en el estudio). A todos ellos se les medió la tensión arterial, el índice de masa corporal y se les pasó un cuestionario de actividad física y otro nutricional. A 139.691 de las personas estudiadas se les midió la fuerza del antebrazo a lo largo de varios de los 7 años del estudio.

Al comienzo del estudio se objetivó que la debilidad en la fuerza del antebrazo se relaciona con la presencia de enfermedades como coronariopatía, insuficiencia cardiaca, apoplejía, hipertensión o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). A lo largo de un seguimiento medio de 4 años, murieron un 2,4% de los estudiados y de ellos se conoció la causa de muerte en casi un 80% de los casos. Los muertos resultaron ser los más débiles, ya fueran ricos o pobres, hombres o mujeres y cualquiera que fuera su edad.

Los autores concluyen que el ejercicio debe ser parte de la rutina diaria, pero no solamente el ejercicio cardiovascular, la fuerza es tanto o más importante que el fondo.

La fuerza del antebrazo, biomarcador clave de envejecimiento.

En una editorial de la misma revista (2), se debate sobre la interpretación del estudio. Si bien el estudio está perfectamente diseñado, los estudios “observacionales” no aseguran una relación de causalidad. ¿Es la falta de fuerza la causa de la mayor mortalidad o es que los más enfermos que van a morir antes tienen menos fuerza? De cualquier manera, se considera que la medición de la fuerza del antebrazo es un buen biomarcador de envejecimiento, salud y enfermedad.

La medición de la fuerza del antebrazo es una prueba sencilla que se realiza con un dinamómetro en la propia consulta. Es un biomarcador que medimos en todos los chequeos de Medicina Preventiva de la clínica Neolife. Pero no solamente se mide la fuerza de prensa del antebrazo, sino también la fuerza de empuje de los brazos (pectorales) y la fuerza de empuje de las piernas (extensores de cadera y rodilla). El resultado de estas pruebas se compara con los datos de la literatura científica y, como cualquier otro biomarcador de salud y longevidad, procuramos colocarlo en valores de excelencia.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Leong DP, Teo KT, Rangarajan S, et al. Prognostic value of grip strength: Findings from the Prospective Urban Rural Epidemiology (PURE) study.Lancet 2015; DOI:10.1016/S0140-6736(14)62000-6. Abstract

(2) Sayer AA, Kirkwood TBL. Grip strength and mortality: A biomarker of aging? Lancet 2015; DOI:10.1016/S0140-6736(14)62349-7. Editorial

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.