¿Sabemos lo que comemos?


Leer la información de los envases de alimentos parece una tarea fácil, pero con frecuencia es complicado interpretar adecuadamente los datos que se presentan.

No en vano, el volumen de conceptos que se utilizan en el etiquetado es muy amplio: nombre o denominación de venta, denominación del producto, nombre y domicilio del fabricante/envasador o importador, lote de fabricación, fecha de consumo preferente/fecha de duración mínima o fecha de caducidad, conservación, ingredientes, trazas, grado alcohólico…

Tania Mesa – Nutricionista y Enfermera de Neolife


Para poder llevar a cabo una saludable nutrición, es de vital importancia leer correctamente el etiquetado de los productos y realizar una adecuada interpretación de los mismos.

Para saber lo que nos estamos metiendo en la boca y qué alimentos nos están nutriendo debemos leer las etiquetas nutricionales de los productos que compramos y nos llevamos a nuestras casas. La mayor parte de los supermercados están repletos de alimentos que se deben evitar: galletas, refrescos azucarados, comidas precocinadas, salsas…en general una mezcla de azúcares y grasas trans. Por eso, leer las etiquetas de información nutricional se ha convertido en una necesidad.

En el envase de un alimento podemos encontrar información de mucha utilidad, ya que nos puede ayudar a seleccionar mejor los ingredientes que formarán parte de nuestra dieta y así hacer que repercutan positivamente en nuestra salud. Leer la información de los envases de alimentos parece una tarea fácil, pero con frecuencia es complicado interpretar adecuadamente los datos que se presentan. Es por ello que a continuación os enseñamos cómo leer e interpretar estas etiquetas nutricionales:

Nombre o denominación de venta

La etiqueta debe mencionar el nombre del producto, una descripción del mismo o bien el nombre del producto en el país de procedencia. Se debe indicar el estado físico en que se encuentra el producto o el tratamiento al que ha sido sometido (en polvo, congelado, ahumado…). En ningún caso se puede sustituir la denominación por una marca comercial o mensaje publicitario.
Neolife - Etiqueta nutricional

Denominación del producto

País de origen o lugar de procedencia.

Nombre y domicilio del fabricante/envasador o importador

En el caso de alimentos producidos fuera de España o de la Unión Europea.

Lote de fabricación

Indica el conjunto de unidades de venta de un producto alimenticio producido, fabricado o envasado en condiciones prácticamente idénticas.

Fecha de consumo preferente/fecha de duración mínima o fecha de caducidad

El primero (escrito habitualmente como “consumir preferentemente antes de”) debe ser entendido como el periodo en el que el producto conserva todas sus propiedades, incluida las organolépticas (sabor, color, aroma y textura), siendo por tanto la fecha de duración mínima. Por su parte, el segundo debe entenderse como el día a partir del cual su consumo ya no es seguro, por lo que se utiliza para alimentos muy perecederos. Dicha información se completará con las condiciones de conservación o almacenamiento adecuadas.

Conservación

La forma de conservación es fundamental para obtener un plato sano y seguro. El motivo es que hay determinados productos que una vez abiertos no deben permanecer mucho tiempo en el refrigerador o que deben conservarse a determinada temperatura para no caer en riesgo de contaminación.

Ingredientes

Suele aparecer al final de la etiqueta y casi nadie le presta atención. Sin embargo, es el concepto más importante del etiquetado, sobre todo para aquellas personas alérgicas e intolerantes. Se listan los ingredientes en orden decreciente, es decir, de mayor a menor cantidad. Una técnica muy utilizada es incluir distintos tipos de azúcar, de tal manera que al reducir la cantidad de cada uno de ellos se logra que estos ingredientes aparezcan más abajo en la lista. En este apartado se incluyen los aditivos y los famosos “E”, de los que más adelante hablaremos. La lista de ingredientes, a diferencia de la información nutricional, es obligatoria, excepto en aquellos alimentos constituidos por un solo ingrediente y cuya denominación de venta sea la misma que la del propio ingrediente, como por ejemplo fruta, vegetales, leche, queso, vinagre…

Trazas

Aspecto importante para las personas con alergia, puesto que una cantidad mínima puede afectarle.

Grado alcohólico

Se indicará solo cuando este sea mayor en volumen al 1,2%.

Este artículo sobre etiquetado nutricional se complementará con el próximo que se publicará sobre nutrición en el blog de Neolife. En él hablaremos de la información nutricional contenida en las etiquetas de los productos:

  • Porción consumida
  • Valor energético (calorías/Kcal)
  • Aporte de grasas
  • Aporte de hidratos de carbono
  • Fibra
  • Sodio (sal)
  • Calcio
  • Valor diario o %VD
  • Conservantes y otros aditivos.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario