Menopausia, una oportunidad para mejorar


Lejos de apreciarlo como una etapa negativa, se debe considerar una magnífica ocasión para abordar la salud y el estado de bienestar futuro.

Se trata de un momento idóneo para ampliar sus expectativas de salud y bienestar en la prevención de las enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento y en la mejora real de su estado de bienestar. Lo ideal: comenzar un programa integral de Age Management en el que además de la terapia hormonal se prescribe ejercicio, nutrición, suplementos nutricionales, técnicas de relajación, tratamientos para mejorar la calidad del sueño y un seguimiento longitudinal de sus biomarcadores…

Dirección médica de Neolife


El mensaje para las mujeres menopáusicas debe ser de optimismo: la mayoría de los síntomas de la menopausia pueden ser tratados y eliminados.

El advenimiento de la menopausia es algo irremediable, generalmente considerado como algo adverso, no deseado, asociado a un decaimiento del estado de salud y del bienestar y relacionado con los clásicos siete síntomas:

  1. Sofocos y sudores nocturnos.
  2. Sequedad vaginal.
  3. Aumento de peso, sobre todo de localización abdominal.
  4. Alteraciones del sueño.
  5. Alteraciones del estado de ánimo.
  6. Regla irregular o desaparición de la regla.
  7. Disminución de la libido.

Neolife. Menopausia, una oportunidad para mejorar

Pero no todas las mujeres viven su proceso de transición a la menopausia de la misma manera. Lo que para algunas es algo negativo, no lo es para otras. Lo que sí es evidente es que para todas es una magnífica ocasión para abordar la salud y el estado de bienestar futuro.

El espectacular aumento de la longevidad en los últimos 100 años ha hecho que las mujeres vivan casi más tiempo en menopausia que en edad fértil. Por tanto, hay mucha vida más allá de los 47-53 años, que es la edad a la que se presenta normalmente la menopausia. La transición menopáusica es un hito en la salud y bienestar de la mujer que marca un antes y un después en tan solo unos pocos meses. La aparición de los siete síntomas clásicos son el comienzo de un progresivo decaimiento asociado al propio proceso de envejecimiento.

Pero afortunadamente no todo está perdido. Por un lado, todos estos síntomas, excepto la desaparición de la menstruación, pueden ser tratados y eliminados. Y, por otro lado, este mismo tratamiento puede ser el comienzo de una reversión, es decir, de una mejora del estado general de salud y de bienestar que se podrá mantener durante muchos años: aumento de la insulinoresistencia, elevación del colesterol y triglicéridos, pérdida de la densidad mineral ósea, aumento del riesgo cardiovascular, trastornos del sueño… Todas estas circunstancias médicas pueden ser prevenibles con estilos de vida saludables y terapia de reemplazo hormonal bioidéntica.

La Age Management Medicine y la terapia de reemplazo hormonal bioidéntica son la mejor manera de abordar la menopausia.

La transición menopáusica es un momento en el que la mujer vuelve al médico tras varios lustros para tratar los síntomas de la menopausia, una oportunidad única para empezar a prevenir las enfermedades crónicas relacionadas con el envejecimiento.

Por tanto, el abordaje de la menopausia no debe limitarse al tratamiento de los síntomas asociados. Debe ir mucho más allá motivando a las mujeres a lograr un futuro en mejores condiciones que nunca. Es un gran momento para cambiar y mejorar los estilos de vida en lo relativo al ejercicio, la nutrición, la deshabituación tabáquica, el descanso y para adoptar una nueva actitud ante la vida llena de optimismo. Algunos de los ginecólogos más vanguardistas han advertido esta gran oportunidad para sus pacientes y han empezado a incorporar los protocolos de la Age Management Medicine en sus consultas, sobrepasando el simple tratamiento de los síntomas de la menopausia. No es de extrañar este giro hacia el Paradigma Sanitario del Siglo XXI, a la Medicina Preventiva, Proactiva, Predictiva y Personalizada, que igualmente ocurre en otras especialidades como la urología (en lo relativo a la andropausia), la cardiología (en los relativo a la prevención cardiovascular), la oncología (en lo relativo a la prevención del cáncer y a la mejora de la calidad de vida de los pacientes oncológicos) y así con casi todas las especialidades médicas. Se trata de ginecólogos que se ocupan del colesterol, la calidad del sueño, el sobrepeso o la vida sexual de sus pacientes.

La mayoría de las mujeres se preocupan por mejorar sus síntomas de menopausia y probablemente no tanto por la prevención de su salud futura, pero independientemente de si están o no interesadas en mantenerse delgadas, sexualmente activas, en forma o fuera de forma física, es el momento de iniciar un buen programa de envejecimiento saludable.

A diferencia de algunas de las grandes clínicas de Age Management de EE. UU., en las que la mayoría de los pacientes son varones, en Neolife tenemos casi un 50% de pacientes mujeres. Y muchas de ellas se acercan a nosotros precisamente en ese momento de transición hacia la menopausia para tratar sus síntomas ante la falta de respuesta por parte de sus ginecólogos habituales. Como ya hemos comentado, es un momento idóneo para ampliar sus expectativas de salud y bienestar en la prevención de las enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento y en la mejora real de su estado de bienestar. Casi todas optan por un programa integral de Age Management en el que además de la terapia hormonal se prescribe ejercicio, nutrición, suplementos nutricionales, técnicas de relajación, tratamientos para mejorar la calidad del sueño y, lo que es más importante, se hace un seguimiento de la evolución de los logros alcanzados tanto en los síntomas como en los biomarcadores de salud y longevidad. Un programa para seguir haciéndolo el resto de la vida.

Lectura recomendada: “I Want to Age like That! Healthy Aging through Midlife and Menopause”, Diana L. Bitner, MD, NCMP.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario