¿Llevaremos en breve Viagra en el corazón?


Un reciente estudio descubre que el Sildenafilo (Viagra) podría evitar que los stents coronarios que se implantan en situaciones de cardiopatía isquémica se obstruyan.

En estos estudios en ratones, el Sildenafilo mostró cuatro efectos beneficiosos: redujo la agregación de las plaquetas inducida por sustancias como la trombina y la ADP; activó a una proteína denominada Protein kinasa G que reduce el engrosamiento de las arterias y repara los posibles daños que puedan haber ocurrido en sus paredes; detiene los primeros cambios en la pared arterial que acaban formando la placa de ateroma; y su último efecto consistiría en una reepitelización, algo así como tapizar de nuevo, la superficie del vaso donde se coloca el stent, lo que evita su obstrucción.

Dr. Francisco Martínez Peñalver – Equipo Médico Neolife


El Sildenafilo (Viagra) podría ser una opción prometedora como acompañante de los stents farmacoactivos para prevenir su trombosis.

Estamos a punto de asistir al 20 cumpleaños de una pastilla que revolucionó la vida de las personas y que ha sido el tratamiento más vendido en el mundo occidental durante muchos años. Hablamos del Sildenafilo, más conocido en su forma comercial como Viagra. Pfizer, el laboratorio que la sacó al mercado, estaba buscando un fármaco que mejorara el pronóstico de la angina de pecho, y en los ensayos clínicos observó que no había gran diferencia entre Viagra y los productos que ya existían en el mercado, por lo que decidió desestimar su comercialización. Los ensayos clínicos se cerraron y en ese momento muchos de los participantes se negaron a dejar el tratamiento porque referían una mejoría absoluta de su vida sexual. De esta manera se produjo uno de los lanzamientos más exitosos de la industria farmacológica de los últimos 30 años.

Pero no hay que olvidar que en sus orígenes se concibió como una molécula que podía mejorar la circulación coronaria, por lo que se ha seguido investigando en qué situaciones sí que podría ser beneficiosa para esta indicación. Según recientes hallazgos de la Universidad de Seúl, el Sildenafilo (Viagra) se puede convertir en los próximos tiempos en un fármaco que ayude a solucionar uno de los principales quebraderos de cabeza de los cardiólogos: que los stents coronarios que se implantan en situaciones de cardiopatía isquémica se obstruyan (1).

¿Llevaremos en breve Viagra en el corazón?

En estos estudios en ratones, el Sildenafilo redujo la agregación de las plaquetas inducida por sustancias como la trombina y la ADP, que es uno de los agentes principales culpables de que estos stents se estenosen, de manera más eficaz que los disolventes que se utilizan en la actualidad. Además, activa a una proteína denominada Protein kinasa G que reduce el engrosamiento de las arterias y repara los posibles daños que puedan haber ocurrido en sus paredes (2). Un tercer efecto beneficioso parece ser el hecho de que los primeros cambios en la pared arterial que acabaron formando la placa de ateroma son detenidos por completo con este fármaco. El cuarto y último efecto consistiría en una reepitelización, algo así como tapizar de nuevo, la superficie del vaso donde se coloca el stent, lo que evita su obstrucción.

Todos estos hallazgos en su conjunto hacen pensar que quizás el Sildenafilo puede ser una opción prometedora como acompañante de los stents farmacoactivos para prevenir su trombosis, o incluso ser una opción el hecho de tomarlo vía oral tras la implantación de dicho stent. Por supuesto con cautela, ya que por el momento estos efectos solo se han demostrado en modelos animales; pero con la convicción de que la importancia de estos hallazgos van a hacer merecedor al fármaco de estudios dirigidos a humanos.

Neolife es una Clínica de Medicina Preventiva donde nos adelantamos a la aparición de la enfermedad atacando los factores de riesgo vascular antes de que comiencen a aparecer las placas de aterosclerosis. El afinamiento de los estilos de vida junto con la reposición del eje endocrino-metabólico son parte esencial de la prevención. Cuando la enfermedad aparece y ya está establecida nuestros tratamientos comparten el espíritu de la investigación comentada, es decir, vamos a intentar reparar la lesión o al menos que no constituya un problema mayor.

Newsletter basada en la ponencia nº 62 de la última American Heart Association’s Basic Cardiovascular Sciences 2017 meeting celebrada en San Antonio, Texas, el pasado mes de Agosto´17.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Study protocol for a randomised controlled trial: harmonising optimal strategy for treatment of coronary artery stenosis – coronary intervention with next-generation drug-eluting stent platforms and abbreviated dual antiplatelet therapy (HOST-IDEA) trial.Kim CH1, Han JK1, Yang HM1BMJ Open. 2017 Oct 11;7 (10).

(2) Activation of Protein Kinase G (PKG) Reduces Neointimal Hyperplasia, Inhibits Platelet Aggregation, and Facilitates Re-endothelialization.Kim JY, Yang HM. Sci Rep. 2016 Nov 11;6:36979.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario