La osteoporosis en hombres, su prevención y tratamiento

Dirección médica de Neolife


La osteoporosis en los hombres tiene una incidencia sobre su morbi-mortalidad un 27% mayor que el cáncer de próstata.

Según un artículo publicado en la International Osteoporosis Foundation, entre 2010 y el 2030 el incremento de las fracturas de cadera entre los hombres será de más del 50%, mientras que en las mujeres disminuirá en este mismo periodo en un 3,5%.

Uno de cada 5 hombres de más de 50 años va a padecer una fractura de cadera a lo largo de su vida. Un tercio de las fracturas de cadera se producen en los hombres. Se prevé que entre 2010 y el 2030 el incremento de las fracturas de cadera entre los hombres será de de más del 50%, mientras que en las mujeres disminuirá en este mismo periodo en un 3,5%. Todos estos datos han sido publicados en el documento de la International Osteoporosis Foundation, “Osteoporosis in Men, Why Change Needs to Happen” (1).

La razón por la que se debe cambiar de actitud en cuanto a la prevención de la osteoporosis en los hombres es porque el aumento de la longevidad multiplicará por 10 el número de varones de más de 60 años de aquí al 2050 y porque se conoce que la mortalidad en el año siguiente de padecer una fractura de cadera es del 37% entre los hombres frente al 20% en las mujeres, ¡casi el doble!.

osteoporosis en hombres

Todas estas estadísticas desfavorables en cuanto a la osteoporosis en los hombres responden a la falta de interés en la prevención de esta patología entre el colectivo sanitario. Seguramente usted conoce muchas mujeres que ya se han hecho una densitometría ósea, pero ¿conoce a algún hombre? Nadie duda de la importancia de la prevención del cáncer de próstata, pero pocos saben que la osteoporosis en los hombres tiene una incidencia sobre su morbi-mortalidad un 27% mayor que el cáncer de próstata. Otro reciente estudio (2) confirmó que una vez diagnosticada la osteoporosis en un hombre en EE.UU., la probablididad de que sea tratado de esta enfermedad es un 50% menor que si fuera una mujer.

Causas de la osteoporósis

La International Osteoporosis Foundation ha levantado la voz de alarma: “ha llegado el momento de tomarse en serio esta patología”, refiere el Dr. Peter Ebeling, autor del documento y presidente de la Endocrine Society of Australia. Esta fundación lidera el programa “Capture The Fracture

Al igual que otros muchos biomarcadores de salud y envejecimiento, la densidad mineral ósea (DMO) empieza a disminuir a partir de los 25-30 años, como parte del proceso de “senescencia programada” y como consecuencia de la lenta y progresiva disminución de la testosterona y también de la hormona de crecimiento/IGF-1 con el paso de los años. Se conoce que la disminución de la testosterona es de entre un 1% y un 2% anual. Además, los malos hábitos de vida -tabaco, alcohol, niveles bajos de vitamina D, antecedentes familiares de osteoporosis, sedentarismo y algunos fármacos como los antidepresivos o los corticoides- aceleran la descalcificación ósea. Por lo general un hombre de 50 años tiene un 25% menos de DMO que su hijo de 20 años.

Ahora bien, el pico de DMO que un hombre joven alcanza a los 19 años es determinante a la hora de retrasar la aparición de la osteoporosis. Un 10% más de DMO a esta edad es equivalente a 13 años menos con osteoporosis. Por ello se dice que la osteoporosis es “una enfermadas pediátrica con consecuencias geriátricas” y por ello la prevención debe empezar en la infancia, promoviendo el ejercicio y asegurando la ingesta de calcio, proteína y vitamina D.

Cómo evitar la osteoporosis

El hombre adulto debe mantener su DMO, evitar la descalcificación y para ello el ejercicio de fuerza (pesas) y el cardiovascular de alta intensidad e impacto son determinantes. Es imprescindible desarrollar y mantener una buena masa muscular para tener un esqueleto saludable. Al menos 3 sesiones de ejercicio a la semana. Además debe mantener unos niveles de calcio y vitamina D adecuados y una testosterona plasmática por encima de 300 ng/dL.

Los Programas Neolife de Age Management abordan de lleno la prevención de la osteoporosis, tanto en el hombre como en la mujer. La medición de la DMO mediante el DXA se realiza sistemáticamente en el primer chequeo y cabe resaltar un importante porcentaje de nuestros pacientes hombres con DMO baja, en el rango de osteopenia, lo que junto con los bajos niveles de vitamina D (casi epidémicos) y unos valores sub-óptimos de testosterona, incrementan el riesgo de parecer una fractura por osteoporosis en el futuro. La corrección de estos niveles nos permite frenar el ritmo de descalcificación y a menudo revertir la tendencia logrando aumentar la DMO.

Referencias

(1) Osteoporosis in men: Why change needs to happen

(2) http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/jbmr.2202/abstract

, , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario