La dieta baja en carbohidratos ayuda a prevenir enfermedades


Las dietas bajas en carbohidratos son más eficaces para la pérdida de peso y la reducción de los factores de riesgo cardiovascular que las dietas bajas en grasa.

Un artículo publicado en el Annals of Internal Medicine habla de sus beneficios, como la reducción significativamente mayor de grasa corporal, la optimización del perfil lipídico o la disminución significativa en los niveles de proteína C reactiva, relacionada directamente con la presencia de inflamación silente y por lo tanto, con la enfermedad.

Tania Mesa – Nutricionista y Enfermera de Neolife


El estudio (1) realizado por el departamento de epidemiología de la escuela de salud pública y medicina tropical de Nueva Orleans, Louisiana y de la universidad de Tulane analizó los efectos de una dieta baja en hidratos de carbono en comparación con una dieta baja en grasa en el peso corporal y en los factores de riesgo cardiovascular en 148 participantes, sin enfermedad cardiovascular clínica ni diabetes previa.

La Dieta baja en carbohidratos ayuda a prevenir enfermedades

El estudio consistía en proporcionar de forma aleatoria una dieta baja en hidratos de carbono (<40g/día) o una dieta baja en grasa (<30% de la ingesta energética diaria de grasa total y <7% de grasas saturadas). Ambos grupos recibieron asesoramiento dietético durante todo el estudio proporcionándoles instrucciones idénticas, durante las primeras cuatro semanas de forma individual y después en pequeños grupos cada dos semanas durante los 5 meses siguientes. Los investigadores recogieron información sobre el peso, los factores de riesgo cardiovascular y la composición de la dieta a través de recordatorios de 24 horas al inicio de la dieta a los 3, 6 y 12 meses.

El 79% de los participantes con una edad media de 45,8 años realizó la dieta baja en hidratos de carbono y el 82% de los participantes con una edad media de 47,8 años realizó la dieta baja en grasas. El índice de masa corporal inicial fue de 35,6 y 35,2 kg/m2 respectivamente. Ambos grupos estaban equilibrados en cuanto al sexo formados tanto por (mujeres 89%, como hombres 88%) y racialmente mixtos, aproximadamente el mismo número de personas negras que blancos.

Al año se repitió el estudio. Los participantes de la dieta baja en carbohidratos tenían una reducción significativamente mayor en la pérdida de peso corporal, mayores reducciones proporcionales en la masa grasa, y mayor aumento relativo de la masa magra. Los niveles sanguíneos mostraron una reducción de los valores del LDL, triglicéridos y un mayor incremento en los niveles de HDL que los de la dieta baja en grasas. Los niveles de glucosa en plasma no cambiaron significativamente en ninguno de los grupos, ni tampoco los niveles de presión arterial. Sin embargo, sí se demostró en los participantes de la dieta baja en hidratos de carbono una disminución significativa en los niveles de proteína C reactiva relacionada con la presencia de inflamación silente.

En conclusión, dicho estudio demuestra que las dietas bajas en carbohidratos son más eficaces para la pérdida de peso y la reducción de los factores de riesgo cardiovascular que la dieta baja en grasa. La restricción de hidratos de carbono de alto índice glucémico, es la opción nutricional en Neolife para las personas que desean bajar de peso y reducir los factores cardiovasculares.


BIBLIOGRAFÍA:

Lydia A.Bazzano. , MD. , PhD., MPH., et al. Effects of low-carbohydrate and low-fat diets: a randomized trial.Search annals of internal medicine; 161 published online 2 September 2014


, , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario