Correr ayuda a frenar el envejecimiento articular


Un reciente estudio publicado en el journalPLoSOne ha confirmado que correr reduce el envejecimiento articular de una manera más eficiente que andar.

La rodilla absorbe mucha fuerza cuando se corre, así que mucha gente cree que esta actividad acelera el proceso natural de degeneración articular. Pero los estudios recientes demuestran que correr tiene un efecto protector contra la artrosis de cadera y rodilla y estimula el crecimiento del cartílago.

Área de Deporte y Ejercicio de Neolife


Beneficios de correr

Caminar es un ejercicio excelente que puede ayudar a reducir la incidencia de obesidad, artrosis, enfermedades cardiacas y diabetes. El problema reside en que conforme aumenta la edad se reduce la capacidad de caminar y esto siempre se ha asumido como algo inevitable, pero, ¿realmente es así?.

Investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder y la Universidad Estatal de Humboldt en California, se cuestionaron si ese descenso de la capacidad física en ancianos es inexorable o se puede retrasar o incluso revertir mediante otros tipos de ejercicios, como por ejemplo la carrera.

correr ayuda a frenar el envejecimiento

Para el estudio seleccionaron 30 hombres y mujeres entre los 60 y 70 años. Quince de ellos caminaron al menos 3 veces a la semana durante un mínimo de 30 minutos. Los otros 15 corrieron al menos 3 veces a la semana durante 30 minutos o más. Cada corredor o caminante completaron 3 sesiones breves de caminar a diferentes velocidades en una cinta rodante en un laboratorio para evaluar su biomecánica, pisada y economía de la marcha.

Los resultados del estudio fueron los siguientes:

  • Los corredores caminaban de forma más eficiente que los caminantes, requiriendo menos energía para dar cada paso. Además, comparando los datos de los corredores con los de gente joven observaron que presentan una eficiencia al caminar similar que un estudiante sedentario.
  • Por el contrario, el grupo de los caminantes presentaron la misma economía al caminar que personas sedentarias de su misma edad, por lo que los investigadores concluyeron que caminar no protege a las personas mayores de perder sus habilidades físicas.
  • Una sorpresa para los investigadores supuso el hecho de que la biomecánica de caminar no fue diferente entre ambos grupos. Aunque los corredores eran más eficientes no presentaban una forma diferente o atípica de caminar, dando los mismos pasos por distancia.

Los investigadores especulan que las diferencias en cuanto a la eficiencia se deben a que los corredores presentan mayor número de mitocondrias en sus células musculares, permitiendo moverse durante más tiempo con menos esfuerzo. Por otro lado, los corredores tienen mejor coordinación intermuscular que los caminantes, por lo que los primeros requieren menos activación muscular en cada movimiento que los segundos.

Por todo ello, correr se presenta como una actividad muy apropiada para reducir los efectos adversos del envejecimiento. Si les cuesta menos moverse, la gente lo hará más, mejorando su salud y calidad de vida. Una buena noticia para todos los que no corren es que se puede empezar a cualquier edad y se seguirán sintiendo los beneficios.

¿Es bueno para las articulaciones?

A pesar de todo lo aportado, seguramente queden dudas con respecto a posibles lesiones o patologías del aparato locomotor, como la artrosis, principalmente en la rodilla y la cadera. ¿Se puede correr con estas patologías?, ¿correr puede ser la causa de sufrir esta lesión?

La rodilla absorbe mucha fuerza cuando se corre, así que mucha gente cree que esta actividad acelera el proceso natural de degeneración articular. Pero los estudios recientes vienen a demostrar que correr tiene un efecto protector contra la artrosis de cadera y rodilla. Otros estudios sugieren que correr puede estimular el crecimiento del cartílago.

Pero, ¿qué se debe hacer cuando ya se padece una artrosis? Seguir físicamente activos y mantener la fuerza del cuádriceps es importante. Si aparece dolor al correr, se puede variar el tipo de entrenamiento con ejercicios de bajo impacto, como la natación o el ciclismo. Lo más importante es mantener un peso sano y realizar ejercicio aeróbico de forma regular.


BIBLIOGRAFÍA:

(1) Jogging May Help seniors Walk Better. Published online Nov. 20 in the journal PLoS One.


, , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario