¿Cómo mejorar la función articular?


El nuevo suplemento de Neoactives, NeoJoint fórmula, es una calculada mezcla de aquellos compuestos naturales de mayor relevancia dentro de la suplementación a la hora de proteger los cartílagos articulares dañados por el día a día, y por una actividad física enfocada erróneamente.

Esta fórmula contiene todos los elementos que el tejido conjuntivo (hueso, cartílagos, cabello, piel…) del cuerpo humano necesita para un correcto funcionamiento. Su suplementación puede ayudar a enlentecer la degeneración progresiva normal a la edad en aquellos pacientes con manifestaciones clínicas evidentes, como la osteoartritis crónica.

Dr. Francisco Martínez Peñalver – Equipo Médico Neolife


La combinación de suplementos a base de sulfatos de glucosamina y sulfato de condroitina ha demostrado muy buena eficacia para el control de enfermedades inflamatorias articulares.

El nuevo suplemento de Neoactives, NeoJoint fórmula, es una calculada mezcla de aquellos compuestos naturales de mayor relevancia dentro de la suplementación a la hora de proteger los cartílagos articulares dañados por el día a día, y por una actividad física enfocada erróneamente. Contiene Glucosamina, Condroitina, MSM, ácido hialurónico, colágeno tipo II, Silicio y Vitamina C.

La glucosamina sulfato es un producto natural que se encuentra en el cuerpo humano entre otros lugares de la naturaleza. Se encarga de estabilizar la situación en lugares donde el tejido cartilaginoso esté dañado o degradado mediante la síntesis de proteoglicanos a ese nivel. Para el caso de los procesos articulares agudos, artritis aguda, desde hace más de 20 años, existen estudios comparativos con AINE (antiinflamatorios no esteroideos) donde se aprecia que la suplementación con glucosamina, al menos, consigue los mismos efectos que éstos en casos de artritis, sin presentar, además, los efectos secundarios a nivel gastrointestinal y cardiovascular que dichos AINEs presentan (1). En tratamientos a largo plazo, a la hora de frenar la progresión de la artrosis o la degeneración articular tras múltiples episodios de artritis, la glucosamina se ha revelado como un tratamiento eficaz y muy seguro a la hora de retrasar la progresión de las lesiones y mejorar los síntomas de dolor y tumefacción de la articulación (2 y 3).

articulaciones

.El condroitin sulfato es una molécula perteneciente a la familia de los glicosaminoglicanos, que se encarga de la agregación de los proteoglicanos que serán fundamentales en la producción de las fibrillas de colágeno. Es un elemento estructural indispensable en los tejidos conectivos (cartílago, piel, pared de vasos sanguíneos, y, por supuesto, ligamentos y tendones). Según la Sociedad Europea de Traumatología existe evidencia 1-A (el grado más alto de evidencia científica) para su uso en la osteoartritis de rodilla (4). Los estudios que demuestran su eficacia a la hora de enlentecer la progresión de la enfermedad y de evitar el estrechamiento del espacio articular (síntoma típico de la osteoartritis crónica) dejan también muy claro que posee un perfil de seguridad con ausencia de efectos secundarios graves. Hablamos, por tanto, de un suplemento eficaz y seguro (5). A la hora de comparar su acción frente a la de los AINEs, quitando las diferencias obvias por la mala tolerancia gastrointestinal de éstos últimos, la acción del condroitín sulfato es más lenta a la hora de iniciar el alivio de los síntomas pero se mantiene un plazo de 3-6 meses tras finalizar en el tratamiento, mientras que en el caso de los AINEs los síntomas articulares, especialmente el dolor, regresan a los pocos días de abandonar el tratamiento (6).

Otro componente de la fórmula articular de Neoactives es el metilsulfonilmetano, más conocido por sus siglas MSM. El MSM es un compuesto azufrado orgánico, siendo el azufre el tercer componente de nuestro cuerpo. Normalmente, una dieta equilibrada debe contener la cantidad suficiente de azufre, pero por regla general, en nuestro medio, eso no se produce. La suplementación con MSM, aparte de haber demostrado una seguridad total en cuanto a la ausencia de efectos secundarios, produce una rápida mejoría en cuanto a la movilidad articular y desaparición de síntomas como el dolor (7), lo que facilita del mismo modo la habilidad del paciente para las actividades básicas de la vida diaria.

El colágeno tipo II es el colágeno en su forma original de triple hélice. Ayuda a reducir el dolor e inflamación articular, aumenta la funcionalidad (en términos de flexibilidad y movilidad) de las articulaciones, compensa la destrucción fisiológica de colágeno tipo II que se produce debido al día a día en nuestro cuerpo, y por tanto ayuda a detener los procesos, considerados naturales, de erosión y desgaste articular debidos al envejecimiento.  En estudios comparativos frente a otras moléculas, como las glucosaminas, el colágeno tipo II se revela tanto como una molécula muy eficiente como una molécula muy segura, carente de efectos secundarios (8).

El silicio es el segundo elemento más abundante en la tierra después del Carbono. Es un componente fundamental de la matriz extracelular que sirve de base para la formación del tejido conectivo en general, pero del hueso y cartílago en particular. Se considera uno de los elementos más importantes a la hora de mejorar la elasticidad y la dureza de la piel ya que es un elemento imprescindible para una correcta síntesis de colágeno. Del mismo modo, para el cabello, retrasa la caída e incrementa el brillo del mismo (9).

El último de los elementos que componen esta fórmula articular sería la vitamina C. Ha sido utilizada, desde hace mas de 30 años, como un “acelerador” en la cicatrización de heridas postquirúrgicas y como tratamiento complementario en reactivaciones agudas de enfermedades crónicas como el EPOC (10).

En resumen, esta fórmula contiene todos los elementos que el tejido conjuntivo (hueso, cartílagos, cabello, piel…) del cuerpo humano necesita para un correcto funcionamiento. Su suplementación puede ayudar a enlentecer la degeneración progresiva normal a la edad en aquellos pacientes con manifestaciones clínicas evidentes, como la osteoartritis crónica.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Qiu Gx et al. Efficacy and safety of glucosamine sulfate versus ibuprofen in patients with knee osteoarthritis. Arzneimittelforschung. 1998 May;48(5):469-74.

(2) Poolsup N et al. Glucosamine long-term treatment and the progression of knee ostheoarthritis: systematic review of randomized controlled trials. Ann Pharmacother. 2005 Jun;39(6):1080-7.

(3) Reginster JY et al. Long-term effects of glucosamine sulphate on osteoarthritis progression: a randomised, placebo controlled clinical trial. Lancet . 2001Jan 27;357(9252):251-6.

(4) Uebelhart D et al. Clinical review of chondroitin sulfate in osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage. 2008;16 Suppl 3: S19-21.

(5) Uebelhart D et al. Effects of oral chondroitin sulphate on the progression of knee osteoarthritis: a pilot study. Osteoarthritis Cartilage. 1998 May;6 Suppl A: 39-46.

(6) Morreale P et al. Comparison of the antiinflamatory efficacy of chondroitin sulfate and diclofenac sodium in patients with knee osteoarthritis. J Rheumatol. 1996 Aug;23(8):1385-1391.

(7) Alekseeva Ll et al. Use of Artra MSM Forte in patients with knee osteoarthritis: Results of a randomized open-label comparative study of the efficacy and tolerability of the drug. Ter Arkh. 2015;87(12):49-54.

(8) Lugo JP et al. Efficacy and tolerability of an undenatured type II collagen supplement in modulating knee osteoarthritis symptoms: a multicenter randomized, double-blind, placebo controlled study. Nutr J. 2016 Jan 29;15:14

(9) Araujo LA et al. Use of silicon for skin and hair care: an approach of chemical forms available and efficacy. An Bras Dermatol. 2016 May-Jun;91(3):331-5.

(10) Moores J et al. Vitamin C: a wound healing perspective. Br J Community Nurs. 2013 Dec;Suppl:S6, S8-11.


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario