CNIO, células madre y Neolife

El CNIO (Centro Nacional de investigaciones Oncológicas) es uno de los tres mejores centros de investigación del cáncer a nivel mundial y uno de los diez mejores centros de investigación en biomedicina del mundo según el informe SCImago 2011. Un verdadero motivo de orgullo.

Una de sus recientes investigaciones ha sido declarada “descubrimiento del año en células madre” por la prestigiosa revista Nature Medicine. Se trata de reconvertir células somáticas adultas en células madre embrionarias dentro de un organismo vivo. Esto ya se había hecho anteriormente, pero no dentro de un ser vivo, y esa investigación recibió el Nobel de Medicina en al 2012.

 Una investigación sobre células madre del CNIO, descubrimiento del año según Nature Medicine.

Las células madre embrionarias tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula, ya sea una célula del hígado, del corazón, del hueso o de la piel. La medicina regenerativa que se desarropará plenamente en los próximos 20 años utilizará las células madre para reparar y reponer los tejidos enfermos y lesionados de nuestro organismo; el corazón infartado, el páncreas del diabético o el cerebro con Alzheimer se repararán.

Hoy en día es posible almacenar células madre embrionarias de un niño recién nacido obtenidas del cordón umbilical en el momento del parto. Esto se hace para que en un futuro ese niño pueda beneficiarse de sus propias células madre cuando enferme y la tecnología médica haya avanzado lo suficiente. Pero, ¿qué pasa con los que nacimos antes de que se pudieran obtener estas células del cordón umbilical? La verdad es que se pueden obtener células madre en algunos de nuestros tejidos, como la grasa o la médula ósea; sin embargo, estas células no tienen la capacidad para diferenciarse en otro tipo de células como las embrionarias. Son células madre de peor calidad.

Actualmente ya se están obteniendo estas células madre de la grasa y reinyectando debajo de la piel, para fines cosméticos, o en vena, con fines curativos o rejuvenecedores. Sin embargo, todavía queda mucho por investigar antes de poder hacer una verdadera medicina regenerativa.

En los congresos de Age Management en Estados Unidos no es raro encontrar laboratorios que te ofrecen la extracción y almacenamiento de tus células madre para tenerlas preparadas, por si acaso. Te argumentan que es mejor hacerlo ahora, cuanto antes, para que no sigan envejeciendo contigo.

Con las investigaciones del premio Nobel 2012 y las del CNIO, esto ya no será necesario, pues podremos reconvertir células de nuestro cuerpo envejecido en verdaderas células madre embrionarias.

Pero mientras se desarrollan plenamente estas tecnologías, lo mejor que podemos hacer es cuidar nuestra salud y hacer todo lo posible por prevenir las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Y precisamente esto es lo que hacemos en Neolife, la primera clínica de Age Management en Europa, que ha incorporado de forma sistemática la medición de los telómeros con la mejor tecnología mundial, de la mano de Life Length y el CNIO.

, , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario