“Bienvenidos los guerreros del fin de semana”


Un nuevo estudio concluye que la práctica ocasional de un ejercicio moderado o intenso disminuye el riesgo de mortalidad por todas las causas.

Se denomina “guerreros del fin de semana” a aquellas personas que realizan mayor actividad física de la que recomienda la OMS, pero concentrada en tan sólo uno o dos días a la semana. Si bien lo recomendable es realizar ejercicio físico de forma habitual y no ocasional, un estudio publicado en JAMA Internal Medicine demuestra que cualquier tipo de actividad física es mejor que nada.

Dr. Ángel Durántez – Director Médico Neolife


El ejercicio ocasional de los “guerreros de fin de semana” disminuye su riesgo de mortalidad por todas las causas, incluyendo por enfermedad cardiovascular y cáncer.

“Welcome the weekend warriors”. La primera vez que escuché esta expresión me lleno de curiosidad y me hizo reflexionar mucho sobre lo que realizaba a diario en mi profesión. Fue hace unos 10 años en el 2006 cuando se creó en la Comunidad de Madrid un programa de promoción del ejercicio físico llamado Foro Ganasalud. Fui nombrado consejero científico de esta iniciativa y tuve la oportunidad de conocer a alguno de los mejores investigadores mundiales sobre los efectos del ejercicio físico en la salud. Entre ellos al Dr. Steven Blair, que definió la dosis necesaria de ejercicio para mejorar nuestra salud (andar media hora 5 días a la semana a ritmo ligero), a la Dra. Ainsworth, que introdujo el concepto de equivalente metabólico o MET (unidad de trabajo metabólico o gasto energético en condiciones de reposo) o a Min Lee, la epidemióloga de Harvard a la que escuché la expresión “welcome the weekend warriors” (“bienvenidos los guerreros del fin de semana”).

Una de mis principales funciones como médico en aquel entonces era realizar chequeos y pruebas de esfuerzo de aptitud para garantizar la realización de una actividad física segura. Este tipo de pruebas se realizan especialmente a aquellas personas sedentarias o que practican poco ejercicio y que se incorporan a una práctica regular en un gimnasio o a un deporte en concreto. Siempre había tenido claro lo peligroso de la práctica ocasional de un ejercicio moderado o intenso, cuyo protagonista es ese hombre de edad media (30-50 años) que dejó de hacer ejercicio regularmente hace unos cuantos años, que ha ganado 10 kilos, está estresado con su trabajo, fuma… y vuelve al deporte los fines de semana (partido de tenis o de fútbol, salida en bicicleta con sus antiguos compañeros de ciclismo o carrera popular de 5-10 km como las que hacía antes) como si nada hubiera pasado. Este es el “guerrero del fin de semana”, carne de cañón para un infarto.

Cuando escuché decir a Min Lee lo de “wellcome the weekend warriors” no daba crédito al comentario. ¿No se supone que es peligroso? La cuestión es que Min Lee analiza la situación como epidemióloga y en sus estudios ha comprobado que, si bien ser un guerrero de fin de semana no es lo más recomendable y aumenta el riesgo de tener un evento cardiovascular, más lo aumenta quedarse en casa tumbado en el sofá viendo la televisión. Por tanto, y de nuevo desde el punto de vista de la epidemiología de las poblaciones, más vale que caiga algún guerrero de vez en cuando en el partido del fin de semana a que se queden todos en casa, lo cual hará que caigan muchos más.

Bienvenidos guerreros del fin de semana - Neolife

El riesgo de muerte en los “guerreros” es un 30% inferior que en aquellas personas que siguen una vida sedentaria.

En esta línea se acaba de publicar un interesante artículo (1) en la prestigiosa revista JAMA Internal Medicine en el que se concluye que los “guerreros del fin de semana” (una o dos sesiones semanales de ejercicio) disminuyen su riesgo de mortalidad por todas las causas, por enfermedad cardiovascular y cáncer en comparación con los que no hacen ejercicio. Como comentaba al principio de este escrito, la dosis mínima semanal de ejercicio para personas de 18 a 64 años según la OMS es de 150 min de una actividad aeróbica de moderada intensidad o 75 minutos de una actividad más vigorosa. Sin embargo, no estaba tan claro si concentrar esa dosis de ejercicio en una o dos sesiones como lo hacen nuestros “guerreros” podría tener efectos similares.

En el mencionado estudio se analizaron los datos de nada más que 63.591 personas (58,6 años de media, 46% hombres y 44% mujeres) que respondieron a una encuesta de salud en Inglaterra y Escocia entre 1994 y 2012 (8,8 años de media). Los investigadores estudiaron los hábitos de ejercicio de todos ellos. Se descartaron del estudio a los menores de 40 años para eliminar el sesgo de las muertes por malformaciones congénitas. Se dividió a los participantes en cuatro grupos:

  1. Los que no hacían nada de ejercicio (39.947 personas, 68%)
  2. Los que hacían ejercicio en menor cantidad que la recomendada por la OMS (14.224 personas, 22,4%).
  3. Los que hacían ejercicio en mayor cantidad que la recomendada por la OMS en 3 o más días a la semana (2.341 personas (3,7%).
  4. Los guerreros del fin de semana, que hacían mayor cantidad de ejercicio que la recomendada por la OMS, pero en uno (45%) o dos (55%) días (7.079 personas, 11,1%).

Los guerreros del fin de semana son predominantemente hombres y su actividad física suele ser un deporte, más que una actividad física como caminar rápido. Su media de actividad física fue de 300 minutos semanales frente a los 450 minutos de los del tercer grupo, pero a una intensidad superior.

De los 63.591 participantes murieron 8.802, de ellos 2.780 por enfermedad cardiovascular y 2.526 por cáncer. El riesgo de muerte en los guerreros se calculó un 30% inferior a los sedentarios del grupo 1, siendo un 40% inferior para las causas cardiovasculares de muerte y un 18% inferior para la muerte por cáncer. Curiosamente los participantes del grupo 2 obtuvieron disminuciones de su riesgo de muerte frente a los sedentarios similares a las de los guerreros; 31%, 37% y 14% respectivamente y los del grupo 3 mejoraron la disminución de riesgo de muerte en un 35%, 41% y 21% respectivamente.

Por supuesto que estas conclusiones demuestran una asociación entre el ejercicio y la mortalidad, pero no una relación de causalidad, ya que los sedentarios del grupo 1 eran más viejos, más enfermos, más fumadores y menos cualificados en el trabajo. No obstante, y como conclusión, lo que ya decía Min Lee hace más de 10 años: “bienvenidos los guerreros del fin de semana”. Cualquier tipo de actividad física es mejor que nada, lo cual es una gran noticia para el tipo de vida tan atareada que llevamos.


BIBLIOGRAFÍA

(1) O´Donovan, G. et al. “Association of ´weekend warrior´ and other leisure time physical activity patterns with risks for all-cause, cardiovascular disease, and cancer mortality”. JAMA Intern Med 2016; DOI: 10.1001/jamainternmed.2016.8050.

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario