Bebidas azucaradas y edulcoradas. ¿Podemos beberlas?


Un reciente estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology revisa el efecto nocivo de las bebidas azucaradas y edulcoradas en la salud cardiometabólica.

Colas, tónicas, refrescos de naranja y limón, zumos en brick… la autora del estudio los desaconseja, pues su consumo se relaciona con aumento de peso, diabetes, enfermedad cardiaca y gota. Las alternativas saludables son el agua y las infusiones no edulcoradas o azucaradas.

Dirección médica de Neolife


El reciente estudio muestra los efectos indeseables que producen en nuestra salud tanto las bebidas azucaradas y edulcoradas, como los zumos de frutas.

Los azúcares añadidos son aquellos que se añaden, valga la redundancia, en los alimentos procesados. Actualmente la principal fuente de azúcares añadidos a la dieta son las bebidas azucaradas. Estas bebidas aportan aproximadamente el 50% de estos azúcares. El resto están en el pan, los dulces, bollería, salsas, etc.

La OMS recomienda no tomar más del 10% de las calorías de nuestra dieta en forma de azúcares añadidos. Esta cantidad equivale a 12 cucharillas de café, pero hay que tener en cuenta que una lata de refresco aporta casi el total de esta cantidad. Tomar dos bebidas azucaradas o edulcoradas diarias incrementa el riesgo de padecer diabetes en un 26%, enfermedad coronaria en un 35% y apoplejía en un 16%, además de sobrepeso y enfermedad renal.

alimentos que no debemos comer

Un reciente estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology presenta una revisión de la literatura científica del efecto nocivo de las bebidas azucaradas y edulcoradas en la salud cardiometabólica.

En el siguiente enlace puede escuchar el artículo comentado por el prestigioso cardiólogo Valentín Fuster (1).

play

El efecto nocivo de estas bebidas es indudable, tal y como la autora principal del estudio indica: “ la información más importante que debemos comunicar a los pacientes es que las bebidas azucaradas y edulcoradas se relacionan con el aumento de peso, diabetes, enfermedad cardiaca y gota y que para evitar estos efectos indeseables debemos beber otras bebidas más saludables”. Las alternativas saludables son el agua y las infusiones no edulcoradas o azucaradas. Así de claro. Los zumos de fruta artificiales están dentro de las bebidas azucaradas-edulcoradas y los zumos de fruta naturales aportan una gran cantidad de fructosa, por lo que no son una alternativa recomendable al agua para hidratarse. Sin embargo, cuando la fructosa de la fruta o de las verduras se toma en su forma sólida (no en zumo), se absorbe más lentamente y produce un menor pico de glucosa e insulina.

Las bebidas azucaradas y edulcoradas no producen saciedad y las primeras aportan gran cantidad de energía. Además, ambas desencadenan un importante pico de insulina que finalmente promueve el acúmulo de grasa visceral, dislipemia y muchas de ellas el aumento de los niveles de ácido úrico y resistencia de los receptores celulares a la insulina.

En cuanto a las bebidas edulcoradas, a pesar de que aportan muy pocas calorías (o incluso ninguna), varios estudios científicos correlacionan su ingesta con ganancia de peso, síndrome metabólico y diabetes, aunque no está claro que estas circunstancias las tuviera el consumidor antes de empezar a tomar bebidas light. Por otro lado, otros estudios apuntan a que el consumo de bebidas edulcoradas induce a tener más apetencia por lo dulce y aumenta el apetito. Aunque estas bebidas light son preferibles a las azucaradas, todavía está por conocerse los efectos de estas bebidas edulcoradas a largo plazo.

En este sentido, algunas asociaciones médicas como la BMA (British Medical Association) o la Canadian Diabetes Association (2,3) están reclamando un aumento de los impuestos en este tipo de bebidas, de igual manera que se hizo años atrás con el tabaco, con el objetivo de disminuir su consumo entre la población. Al parecer esta medida ya se ha llevado a cabo con éxito en México, donde el consumo de bebidas azucaradas y edulcoradas alcanza cifras impresionantes.

Coca Cola pretende exonerar a las bebidas azucaradas de ser la causa de múltiples problemas de salud, culpabilizando únicamente al sedentarismo.

En toda esta tormenta de intereses encontrados entre la salud, la economía, los hábitos y las costumbres, ha habido otra noticia reciente (4) que nos ha llamado mucho la atención. Se trata de la creación de un grupo de trabajo sobre el sedentarismo financiado por Coca-Cola, llamado “The Global Energy Balance Network” y al que se ha incorporado el prestigioso epidemiólogo de la actividad física y la salud, Steve Blair. Este grupo de trabajo despista la atención del consumidor sobre los efectos indeseables de las bebidas azucaradas. Básicamente lo que se pretende desde Coca-Cola es culpabilizar al sedentarismo como principal causa de la epidemia de sobrepeso, obesidad, diabetes, síndrome metabólico, etc, y quitar responsabilidades a la bebida azucarada. Desde hace años en los anuncios de Coca-Cola se anima a hacer deporte y después a beberse una Coca-Cola…

En la clínica de medicina antienvejecimiento Neolife desaconsejamos tomar este tipo de bebidas en la medida de lo posible: su eliminación de nuestra dieta produce unos cambios objetivables impresionantes en cuanto al peso, grasa corporal y sensación de bienestar. Respecto a los zumos naturales, recomendamos su ingesta con bastante moderación: si bien aportan vitaminas y minerales, estas deberían tomarse en forma de fruta entera, que además aporta fibra vegetal.

Conclusión: para beber, el agua, el agua con algo de sabor y las infusiones, a ser posible no azucaradas ni edulcoradas.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Malik, V., Hu, F. “Fructose and Cardiometabolic Health. What the Evidence From Sugar-Sweetened Beverages Tells Us”. J Am Coll Cardiol. 2015;66(14):1615-1624.  doi:10.1016/j.jacc.2015.08.025

http://content.onlinejacc.org/article.aspx?articleid=2445331

(2) http://bma.org.uk/working-for-change/improving-and-protecting-health/food-for-thought

(3) https://www.diabetes.ca/newsroom/search-news/why-a-sugar-sweetened-beverage-tax-will-help

(4) http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2015/09/02/coca-cola-soda-obesity.aspx?e_cid=20150902Z2_DNL_art_1&utm_source=dnl&utm_medium=email&utm_content=art1&utm_campaign=20150902Z2&et_cid=DM84391&et_rid=1100481291

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario