El hipotiroidismo subclínico podría favorecer la diabetes tipo 2


Un reciente estudio afirma que las personas con hipotiroidismo subclínico tienen casi el doble de probabilidades de padecer diabetes.

El estudio analizó que aquellas personas con una TSH de 4 mIU/L tenían un 35% de probabilidades de desarrollar una diabetes frente al 19% de los que tenían una TSH de 0,4 mIU/L. Aunque los autores desconocen el mecanismo íntimo de esta asociación, la hipofunción de las hormonas tiroideas podría repercutir directamente en el desarrollo de la prediabetes y la diabetes.

Dirección médica de Neolife


La enfermedad subclínica, una fase clave en la prevención de enfermedades como la hipertensión, la diabetes o el hipotiroidismo.

El abordaje de la enfermedad en su fase subclínica es uno de los principales objetivos de la MP4 (Medicina Preventiva, Proactiva, Predictiva y Personalizada) o Age Management Medicine. La fase subclínica es aquella en la que la enfermedad todavía no ha dado la cara con síntomas o signos que la cataloguen como tal; es esa zona gris en la que se va camino de tener la enfermedad. Pero todos sabemos, por simple lógica y sentido común, que muchas enfermedades no pueden definirse con una línea roja arbitrariamente seleccionada por nosotros, los humanos. Por ejemplo, se es hipertenso cuando la tensión arterial sistólica sobrepasa los 140 mmHg y/o la diastólica sobrepasa los 90 mmHg; entonces si mi tensión es de 135/85 mmHg no soy hipertenso. Se es diabético si la glucosa en ayunas es de más de 126 mg/dL; entonces si tengo 120 mg/dL, no soy diabético. Se es hipotiroideo si la TSH (hormona estimulante del tiroides) está por encima de 10 mUI/L; entonces si tengo 3,7 mUI/L, no soy hipotiroideo. Pero la realidad es que en los tres ejemplos podría ser un pre-hipertenso, un pre-diabético y un hipotiroideo sub-clínico. Y aquí está la clave de la MP4: actuar en esta fase de la enfermedad, antes de que sea tarde.

Pues bien, las pruebas de función tiroidea constituyen un grupo de biomarcadores clave en nuestros protocolos. Estos biomarcadores son la TSH (tirotropina), la T4 (tiroxina) libre y la T3 (triyodorironina) libre. Según la ATA (American Thyroid Association), las posibles causas del hipotiroidismo son: enfermedad congénita o autoinmune, resección quirúrgica total o parcial de la glándula tiroidea, tratamiento radiactivo, inflamación (tiroiditis), déficit o exceso de yodo en la dieta, efecto secundario de algún medicamento o daño a nivel cerebral en la hipófisis. Sin embargo, hay otra causa: el propio envejecimiento.

El hipotiroidismo subclínico podría favorecer la diabetes tipo 2

Un reciente estudio confirma la correlación del hipotiroidismo subclínico con una mayor probabilidad de desarrollar prediabetes y diabetes.

La función endocrina de la mayoría de nuestras glándulas se va deteriorando con el paso del tiempo: es parte de la senescencia programada. Al igual que los niveles plasmáticos de la testosterona, la hormona de crecimiento o el estradiol van decayendo con la edad, sucede lo mismo con las hormonas tiroideas, aunque sea en menor medida. La cuestión es que a medida que envejecemos es más frecuente encontrar una menor funcionalidad de la glándula tiroidea (especialmente en las mujeres) que pudiera definirse como un hipotiroidismo subclínico con valores algo elevados de la TSH, pero normales de la T4 y T3 libres, así como síntomas inespecíficos de cansancio, aumento de peso, frialdad, fragilidad capilar, piel seca, etc.

Un reciente estudio presentado hace un mes en el congreso anual de la Endocrine Society (ENDO 2016) y realizado en los Países Bajos (1) ha confirmado la correlación del hipotiroidismo subclínico con una mayor probabilidad de desarrollar prediabetes y diabetes. El estudio evaluó a 8.452 habitantes mayores de 45 años de la ciudad de Rotterdam. A lo largo de unos 8 años, 1.100 de ellos desarrollaron una prediabetes y 798 una diabetes. Al analizar los valores de la TSH, se vio que aquellas personas con una TSH de 4 mIU/L tenían un 35% de probabilidades de desarrollar una diabetes frente al 19% de los que tenían una TSH de 0,4 mIU/L. Los autores desconocen el mecanismo íntimo de esta asociación, pero apuntan a que dado que las hormonas tiroideas son importantes en el normal metabolismo energético y en el control del peso, su hipofunción podría repercutir directamente en el desarrollo de la prediabetes y la diabetes.

La optimización hormonal y metabólica es uno de los pilares de los programas Neolife de medicina antienvejecimiento. Lo que la naturaleza nos niega a través de la senescencia programada, podemos restituirlo de manera segura mediante una terapia de reemplazo hormonal con hormonas bioidénticas. Una optimización de la función tiroidea no solo mejorará los síntomas como el cansancio, la ganancia de peso, la piel seca y el pelo quebradizo, sino que además nos protege de la diabetes y la enfermedad cardiovascular.


BIBLIOGRAFÍA

(1) “Thyroid Function and Type 2 Diabetes Risk: A Population-Based Prospective Cohort Study”. ENDO 2016; April 3, 2016; Boston, Massachusetts. Abstract OR33-2.

https://endo.confex.com/endo/2016endo/webprogram/Paper24901.html

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. 10 Causas de la diabetes que tal vez no conocías - MedicosTV - 30 agosto, 2017

    […] Neolife (2017). El hipotiroidismo subclínico podría favorecer la diabetes tipo 2.  Artículo en línea. Disponible en: http://www.neolifeclinic.com/blog/1652-2/ […]

Deja un comentario